ALIMENTACIÓN Y ESTADO DE ÁNIMO

ALIMENTACIÓN Y ESTADO DE ÁNIMO

Aunque la mayoría de las personas no somos conscientes de ello, el tipo de alimento que ingerimos influye en nuestro estado de ánimo.

A continuación,  te propongo algunos alimentos que pueden hacerte sentir mejor si los fijas en tu dieta. Te recomiendo que vayas introduciéndoles en tu alimentación de una forma progresiva, ya que es posible que si intentamos hacerlo al mismo tiempo, acabemos dejándolo antes de lo esperado.

Una mala alimentación nos puede producir estados de ánimos negativos como tristeza, apatía, irritabilidad o desgana entre otros.

Es importante que realicemos al menos 3 comidas diarias (desayuno-comida-cena), si conseguimos hacer 5 comidas sería aún mejor (desayuno- almuerzo- comida- merienda- cena), pero muchas veces nos resulta más complicado debido al ritmo de vida que llevamos, por lo que por lo menos debemos intentar cumplir con las tres más importantes.

Es aconsejable que la hora de cada una de las comidas sea la misma todos los días, por ejemplo:

Desayuno 9.00. Comida 14:00. Cena 21:00.

El desayuno guarda una gran importancia, ya que es la comida que nos va a sustentar  durante la mañana, que es cuando nuestro cuerpo tiene mayor gasto energético, por lo que intentaremos comer un desayuno rico en proteínas.

No debemos dejar de pasar más de 3 o 4 horas entre comida y comida, es aconsejable hacer una ingesta de fruta o similares a media mañana o media tarde. Si estamos durante un largo periodo de tiempo sin ingerir ningún alimento puede crearnos decaimiento, nerviosismo e irritabilidad.

GRASAS SATURADAS

Otro aspecto importante es disminuir el consumo de grasas saturadas (bollería industrial, pan blanco, patatas fritas, mantequilla…). Este tipo de alimentos guarda una relación directa con los niveles de colesterol.

ALIMENTOS SIN GRASAS SATURADAS

Al contrario, hay otro tipo de alimentos que contienen grasa, pero no es saturada, es conocida como “la grasa buena”, la que nuestro cuerpo elimina con facilidad y es necesaria para su funcionamiento. Este tipo de alimentos son: cereales integrales, frutas verduras, lácteos desgrasados, frutos secos,  legumbres, pescado azul, carnes blancas como el pollo o el pavo.

Los alimentos con un alto contenido en ácido graso Omega 3 son capaces de reducir los síntomas de depresión.

Los hidratos de carbono complejos aportan al cerebro la glucosa necesaria para funcionar de forma adecuada. (Pan integral, frutas, arroz integral, pasta integral, legumbres).

Alimentos ricos en triptófano favorecen a la serotonina, sustancia muy relacionada con el estado de ánimo. Este tipo de alimentos son: huevos, lácteos, carnes, legumbres, frutos secos, frutas tales como el plátano, piña o aguacate.

La vitamina B favorece el funcionamiento del Sistema Nervioso Central, presente en quesos curados, pescado azul, frutos secos, cereales integrales y  levadura de cerveza.

No deben faltar los alimentos ricos en hierro como la morcilla, riñones, hígado, berberechos, almejas). La vitamina C nos ayuda en la absorción del hierro, la podemos encontrar en alimentos como la naranja, otros cítricos y verduras.

Debemos consumir con moderación café, té y derivados del cacao, refrescos con cafeína ya que suelen contener sustancias estimulantes, produciendo desgaste y nerviosismo.

Para completar los alimentos sanos, te recomiendo salir a diario de casa para dar un paseo, si es mientras hay luz solar en la calle mejor. Hacer varios días a la semana ejercicio aumenta nuestro bienestar, siendo un desestresante  y antidepresivo natural muy eficaz.

Por último, es aconsejable irse a la cama a la misma hora aproximadamente para descansar.

Estas son sólo algunas pautas para mejorar de forma natural nuestro estado de ánimo y bienestar.  Intente hacer cosas que le gusten y que le resulten placenteras a diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *