Las fobias o miedos específicos son cada vez más comunes en nuestra sociedad, un miedo no es malo siempre y cuando sea real, el problema es cuando se convierte en un trastorno de ansiedad e interfiere en nuestra vida. Gracias a la terapia, se pueden vencer los miedos y volver a llevar una vida tranquila.