Higiene del sueño

En muchas ocasiones nuestro sueño puede verse afectado de forma negativa por algunas conductas poco adecuadas que realizamos. Las pautas de la higiene del sueño pueden ayudarle a dormir, permanecer dormido y despertarse con sensación de haber descansado y con energía para un nuevo día.

  • Acuéstese y levántese a la misma hora cada día.
  • Evite las bebidas alcohólicas cerca de la hora del sueño, ya que este hace el sueño menos eficiente.
  • A partir de media tarde evite consumir bebidas con cafeína o estimulantes, ya que estos permanecen en el organismo hasta 14 horas.
  • Evite la nicotina en la noche, es un estimulante.
  • Levántese con la luz del sol o use luces muy brillantes en la mañana. Esta luz nos ayuda a reajustar el reloj biológico interno cada día. Este también es un buen tratamiento para el Jet lag.
  • El dormitorio debe estar oscuro, tranquilo y a una temperatura confortable.
  • Use un buen colchón y almohada.
  • Realice al menos 20-30 minutos de ejercicio diario, pero nunca justo antes de ir a dormir.
  • Desarrolle una rutina de relajación antes de ir a la cama, para ir avisando a su cuerpo y a su mente, por ejemplo: dese una ducha tibia, póngase el pijama, tome un poco de leche mientras lee un libro…
  • No vaya a la cama sintiéndose hambriento, pero tampoco coma una comida pesada.
  • No se quede en la cama despierto. Si en 30 minutos no se ha dormido, vaya a otro cuarto y realice una tarea RELAJANTE hasta que se sienta cansado. No leer en la cama.
  • No tenga un reloj visible en la habitación (puede dar la vuelta al despertador o meterlo en un cajón).
  • Reserve la cama para dormir y para la actividad sexual, el resto de actividades, ver la televisión, teléfono móvil, comida, etc, se realizarán fuera del dormitorio.
  • No transforme su tiempo en la cama en el tiempo de resolver problemas.
  • Siestas de 15-20 minutos máximo (si es posible evite echarse siesta).
  • No beba fluidos 2 horas antes aproximadamente de ir a la cama.
  • Si necesita levantarse por la noche no se exponga a luces brillantes.
  • Evite dormir con su mascota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *